No va a sel calne de lata

A raiz de un accidente que ocurrió hace algunas semanas ha ido dando tumbos por mi cabeza una duda que voy a ir explicando poquito a poquito, más que nada porque puede ser algo chunga.

Veamos. A España desde hace unos años están llegando montones de inmigrantes chinos, que luego te montan negocios de Todo100 (o TodoLero, desde que entró el euro), y restaurantes. Si hace diez años los restaurantes chinos eran algo relativamente escaso en nuestra geografía, hoy no es dificil encontrar dos de ellos (incluso tres) en la misma manzana en una ciudad de tamaño medianito (cuando digo «manzana», me refiero al conjunto de edificios que están juntos, no es un chiste sobre la estatura de los chinos), ahora proliferan como setas y crecen como los pepinos (que un día no están, pero por la noche aparecen sin avisar y te los encuentras establecidos por la mañana).

Esto nos ha llevado a tener dudas, muchas dudas. Porque si siempre ha habido grandes preguntas que han atormentado el pensamiento de la humanidad: de dónde venimos, a dónde vamos, cuándo dejará de subir la gasolina; desde que llegaron los chinos y sus restaurantes se sumó otra más extraña todavía: qué ocurre en la cocina de un restaurante chino. Nadie parece tener pruebas concluyentes, y los que podrían sacarnos de dudas guardan silencio en su habitación del manicomio o en su cabaña perdida de los Alpes. Cada persona tiene su propia teoría al respecto, la mía tiene que ver con agujeros de gusano y el origen del universo, pero no viene al caso.

Otra cosa que tiene el que vengan inmigrantes chinos es que a menos que sean inmortales, tarde o temprano tendremos un fiambre amarillo. Pero cosa dificil, se ven a los chinos vivos, pero cuando se mueren (y no, obviando el chiste fácil, no espero que nadie a veces vea chinos muertos) es de esperar que los entierren, pero sin embargo nadie a visto un entierro chino; tampoco es que podamos esperar la fanfarria y fiesta de los entierros que se ven en las películas, pero es que los entierros de chinos brillan por su ausencia. Miles y miles de años de evolución han conseguido que los chinos sean tan palmables como los demás, así que por fuerza tienen que morirse en algún momento, pero la ausencia de entierros es significativa.

Así que sumando dos y dos deberíamos dar con alguna respuesta al nuestras dudas (aunque sea cuatro, mejor eso que nada); pero será dificil encontrar la autentica contestación a las preguntas de tanta magnitud, pero…

Ternera con bambú y setas, claro… ternera…

9 pensamientos en “No va a sel calne de lata

  1. conan

    vo, ya tamos con lo d siempre, que mas da lo que comas mientras este weno y no veas como ni de donde lo preparan, ademas, hay que aplicar la teoria de comer antes que te coman………..

    Responder
  2. kamala

    Huy, teoría totalmente verídica. Digamos que tengo contactos en los tanatorios de España (no es que sea algo de lo que me alegro, pero contactos tengo), y esos datos están más que probados y estudiados: los chinos no mueren -o por lo menos no los entierran-.

    Un día oí que los chinos, como son así de raros, cogen a sus muertos y los meten en maletas para llevarlos a China otra vez. No sé qué tendrá de cierto, pero me apetece más creer esto, porque alguna que otra vez, he ido a sus restaurantes…

    En fin, un beso (glup).

    Responder
  3. Ezne





    Uhm… uhm…. pues yo creia que los chinos eran inmortales porque se tomaban alguna pocima que hacían en esas cocinas misteriosas en las que solo se ve una minuscula ventanita por donde van saliendo los platos.

    Menos mal que no soy muy aficionada a la comida china, vale… a mi me decian que la ternera era carne de gato, que por los alrededores de los restaurantes tampoco es que se vean muchos…

    Todo un misterio los chinos..

    Un beso

    Responder
  4. AOH/Rasczak

    hEZz, yo tengo una teoría sobre la que mejor no saber con completa seguridad lo que comemos, no vaya a ser como aquél chiste de Gila: «un día le di un bocao a una almóndiga, y un retrato de mi madre dentro que se me olvidó en la mesa la semana pasada». X)

    Conan, un día haremos la prueba, ya lo creo que haremos la prueba…

    El del quinto, habrá que ver si es como dios manda o en maletas como dice Kamala. XD

    Kamala, peores sitios hay donde tener contactos que en un tanatorio, créeme. Me imagino yo a los chinos en aduanas, «¿algo que declaras?», «fiambres», «de acuerdo, pase»; con la maleta en la mano.

    Ezne, en realidad no hay cocina, es una ventana dimensional a una realidad paralela. Tú eres muy pija con eso de la comida (y conste que no lo digo yo). Jajaja.

    Responder
  5. Pablo



    Una teoría dice que los chinos ocultan a sus muertos para poder traer a otro familiar de china por el gorro: como los vemos todos siguales «heredan» los papeles para poder establecerse, así que oficialmente nunca mueren.
    No sé si colará un chino de 95 años trabajando de repartidor, pero al menos es menos gore que los comentarios que leo…

    Responder
  6. Etiam

    Sí, Pablo tiene razón, es mejor creer que un chino de 95 año tiene el mismo aspecto que uno de 20 y reparte pollo con almendras a domicilio que preguntarse por el animal del que proviene la carne tan hermosa y bien acompañada que nos ponen en el plato…Un amigo que trabajaba de repartidor en un restaurante chino me contó que cuando terminaba el trabajo solía hablar con uno de los cocineros, un viejito se llamaba Yan; una noche fue a la cocina y no le vio. Extrañado, preguntó si se había puesto enfermo y le dijeron que no, que estaba allí en la cocina. Un chico de unos 25 años le saludó «Hola, yo soy Yan, me han dicho que me estabas buscando» y mi amigo le respondió » Hola, estaba buscando a Yan». Cuando el otro le dijo «Yo soy Yan, aquí no hay nadie que se llame como yo» se dio cuenta de que por mucho que preguntara, nunca iba a encontrar a Yan «viejo» y siempre le iban a señalar a Yan «joven».

    Un saludito

    Responder
  7. antonio

    eyendo estos comentarios de los chinos, os dire que en husca NOHE VISTO NINGUN ENTIERRO DE CHINOS, que hacen con ellos, por si acaso no voy a los rts. chinos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *